Skip to content

Categoría: Guide

[Guía] The Settlers 7 Paths to a Kingdom – History Edition

¡Hoy queremos repasar la última parte de la History Collection: The Settlers 7!

Esta entrega tiene unos ciclos económicos mucho más complejos que los de los dos juegos anteriores de The Settlers, y añade un toque innovador al mundo de The Settlers con los sectores y los puntos de victoria.

Ciudad en la ribera:
El mapa «Ciudad en la ribera» es perfecto para un comienzo particularmente sencillo, además de la campaña.

Elige la IA «Rupert el paleto» en nivel «Fácil» para empezar con tranquilidad.

Como verás, ya tienes dos sectores al principio. Esto soluciona los problemas de espacio durante un tiempo, que es algo que siempre hay que tener en mente en The Settlers 7.

Ahora empezamos con la estrategia clásica en el primer sector: construir una cabaña a la que añadimos un leñador, un silvicultor y un aserradero. Necesitas otra cabaña para hacerte con un cazador. No hace falta más de un cazador para los animales salvajes que hay en el sector inicial. Ahora establece la comida de la cabaña del cazador como «comida sofisticada»; hablaremos de esto en el consejo experto al final de la guía.

Consejo: cuando hayas construido estos edificios, es recomendable establecer las zonas de trabajo del silvicultor y el cazador, para que sepan dónde trabajar.
Luego, deberías construir un refugio de montaña con tres canteras en el depósito de piedra. Al contrario que con el cazador, el concepto de tener demasiados mineros no existe: cuantos más haya, más recibes.
Para aprovechar los bienes del cazador, construye tu primera residencia noble y añádele dos carniceros para proporcionarle «comida sofisticada».

Calles y mensajeros:
Bajo tu castillo puedes encontrar la idílica orilla de un río con sitio para pescar, pero antes de poder aprovecharlo, tenemos que construir un camino hasta él. Ya que el camino hasta el agua es muy largo, deberías construir un almacén a medio camino.

El almacén tiene una función muy similar en The Settlers 7 a la que tenían las banderas en The Settlers 1 y 2:
Los mensajeros caminan entre ellos, transportando bienes de un almacén al siguiente. La diferencia está en que los almacenes siempre tienen varios mensajeros (y se pueden mejorar más tarde), por lo que se necesitan menos.

Consejo: para asegurar la eficiencia de tu economía, siempre deberías construir almacenes en el medio y en los bordes de los sectores. Puede que necesites más almacenes en sectores más grandes.

Después, puedes construir una cabaña con tres pescadores en el terreno de pesca. Para que empiece también la producción de pan, necesitas uno o dos graneros (¡que necesitan mucho espacio para los campos!), un molino y una panadería.

¡Más prestigio!
Con la ayuda del «prestigio», puedes desbloquear nuevos edificios en The Settlers 7. Para el siguiente nivel de prestigio te faltan dos puntos de prestigio cuando empiezas la partida. Construye dos objetos grandes de prestigio (que solo necesitan piedra) y podrás desbloquear tu primera opción de prestigio.

Como recompensa, deberías elegir la opción de desbloquear la fortaleza, la oficina de exportación y la iglesia. ¡Básicamente, esta decisión determina en qué rama de la economía te centrarás en la partida! En esta guía decidimos darle prioridad a la iglesia, y la construiremos en un lugar con mucho espacio (!). Lo mejor es hacerlo en tu segundo sector.

¿Y para qué necesitamos tanto espacio? Puedes añadir extensiones de prestigio a los tres edificios especiales, y son mucho más baratas que los objetos de prestigio normales, pero necesitan mucho espacio.

Eso sí, asegúrate de que la construcción del edificio especial no bloquea el resto de la economía. Usa la vista de logística si quieres cambiar la orden de construcción:

Ocupa nuevos sectores:
Al principio tienes 10 monedas. Puedes usarlas para reclutar soldados aun sin tener barracones. Contrata a dos piqueros y a un mosquetero en la taberna, y asígnalos a tu general.

Sumándolos a los cuatro soldados con los que empiezas, tienes un total de 7 soldados, que basta para tomar los dos sectores adyacentes, el del noroeste y el del sureste. Con la ayuda de estos sectores, podrás extraer mineral de hierro y carbón para procesarlos en una fundición de hierro. Construye tres edificios por cada materia prima. Si te organizas bien, puedes repartirlos en el espacio que tienes:

¡Recuerda usar geólogos en las minas más tarde para revivir los depósitos agotados!

Primero, usa la materia prima para construir herramientas. Deberías asignar la opción de trabajo del fabricante de herramientas a «Por encargo». Si no, pronto te sobrarán las herramientas y te faltarán recursos para el herrero.

En general, estos son buenos consejos para la captura de sectores:
• Para construir soldados, necesitas armas y oro. Más adelante, son importantes los caballos y las ruedas.
• Comprueba si un sector está defendido por torres antes de capturarlo.
• Si exploras la tecnología de espionaje con ayuda de tus sacerdotes, puedes examinar las unidades enemigas.
• Si usas un ejército, deberías contratar a un general más fuerte en la taberna tan pronto como puedas y asignarle todos los soldados.
• Puedes tomar todos los sectores neutrales incluso sin un ejército. Envía monjes o mercaderes, según el camino que eligieras antes.

Consejo experto:
¡Para tener una economía perfecta en The Settlers 7, tienes que contar!

En particular, puedes optimizar la producción de comida a través de las matemáticas. Un ejemplo basado en la producción de un cazador y salchichas:

Cazador:
Sin comida -> Producción: 1 de carne
Comida sencilla -> Consumo: 1 de pan; Producción: 2 de carne (suministro externo)
Comida sofisticada -> Consumo: 1 de salchicha; Producción: 3 de carne (suministro propio)

Carnicero:
Comida sencilla -> Consumo: 1 de pan; Producción: 1 de salchicha (suministro externo)
Comida sofisticada -> Consumo: 1 de salchicha; Producción: 2 de salchicha (suministro propio)

Si calculas las seis combinaciones posibles, verás que el mejor resultado se alcanza al establecer «comida sofisticada» en ambos, justo como hemos hecho en esta guía:

Cazadores y carniceros con «comida sofisticada»:
Consumo: 4 salchichas (1 del cazador, 3 del carnicero)
Producción: 3 de carne (el carnicero las consume) y 6 salchichas.
Resultado: +2 salchichas

Para otros edificios de producción (granja porcina, molino, panaderos, etc.), la organización perfecta suele ser muy distinta. Por tanto, si tienes dudas, no dudes en contactar con nuestros veteranos de The Settlers en el foro o en el Discord de la comunidad.
Y si tú ERES un veterano y quieres ayudar con consejos y estrategias, puedes dejarlos en los comentarios de aquí debajo, en los foros o en Discord.

Leave a Comment

[Guide] The Settlers VI – History Edition

Si has comprado una copia de History Collection recientemente, o simplemente estás pensando en probar The Settlers 6 – Rise of an Empire, ¡tenemos la guía perfecta para ti! Más adelante tienes un breve resumen del juego y algunos consejos para empezar.

Habrás notado algunas diferencias con los juegos anteriores, que requieren una estrategia diferente para conseguir un asentamiento próspero. No solo necesitarás materiales de construcción básicos como madera y piedra, sino que también te hará falta un suministro regular de comida para todos tus colonos, sin importar su profesión. Tu pueblo tiene además necesidades como ropa, productos de limpieza o entretenimiento.

Solo podrás desbloquear nuevas unidades militares y edificios si satisfaces estas necesidades. Las carreteras son importantes para acelerar el reparto de materiales, y las mejoras de edificio aumentan la productividad.

Expándete conquistando nuevos sectores del mapa. Estos sectores pueden tener recursos que no tienes en tu sector inicial. Esto significa que una parte importante de la economía estará repartida a lo largo de varios sectores, que deberán ser protegidos de incursiones enemigas.

Veamos algunos temas en detalle.

El comienzo

Al empezar, siempre tendrás un almacén, una iglesia y un castillo conectados directamente al mercado. Lo primero que hay que hacer es colocar dos leñadores para asegurarte de que tienes materiales de construcción suficientes, y cazadores o pescadores para el suministro básico de comida. Tus trabajadores moverán los materiales básicos al almacén, pero la carne y el pescado tendrán que convertirse en pescado ahumado y salchichas antes de poder ser consumidos.

Busca en el mapa los símbolos de cada recurso para saber qué puedes producir en tu sector inicial.

Con el suministro básico de comida cubierto, la siguiente necesidad de la población que cubrir es la higiene. Tendrás que colocar un fabricante de jabón (que usa el mismo recurso que el carnicero) o un fabricante de escobas, que utiliza madera. Obviamente, puedes utilizar ambos tipos de edificios dependiendo de la cantidad y variedad de recursos disponibles.

Después, tendrás que buscar piedra y metal, así como espacio para construir. Es la hora de explorar.

Selecciona a tu héroe y envíale a uno de los sectores cercanos. En cuanto entre, se revelará el mapa y podrás ver qué tipo de oportunidades ofrece el sector. Si has encontrado lo que buscabas, sitúa una torre a través del menú en la esquina inferior derecha (con el héroe seleccionado).

Asegúrate de conectar esta torre (y todos los edificios en general) con carreteras para un transporte más rápido.

Héroes

Una vez hayas creado tu asentamiento básico y explorado un par de sectores para expansiones futuras, toca centrarse en tus héroes. No solo son más fuertes que el soldado medio, sino que cada uno de ellos tiene una habilidad adicional: por ejemplo, Elias el mercader puede proveerte de comida adicional, mientras que Alandra puede curar a colonos enfermos.

También necesitas al héroe para interactuar con el mundo de diversas maneras, ya sea construir torres para conquistar nuevos sectores, interactuar con jugadores IA en algunas misiones o investigar ruinas, minas y otros lugares similares en el mapa.

Para desbloquear más edificios y unidades debes ascender a tu héroe otorgándole un nuevo título. Para ello, pulsa el botón justo encima del minimapa. Así podrás comprobar los requisitos para el nuevo título, por ejemplo, cierta cantidad de colonos, un nivel de castillo específico o una cantidad suficiente de algún recurso. Si los cumples, podrás pulsar el botón adecuado y tanto tu héroe como tus colonos estarán contentos.

Como cada título te da acceso a nuevos edificios y productos, es de vital importancia centrarse en estos requisitos desde el principio para progresar lo bastante rápido como para poder construir muros y reclutar soldados.

Estrategias avanzadas

Los nuevos edificios no solo mejoraran tus posibilidades y capacidad de producción. Una mecánica esencial son las mejoras de edificio. No solo te permitirán asignar un trabajador adicional (mejorando la productividad), sino que los edificios de alto nivel desbloquean carretas, lo que permite a tus colonos transportar bienes más rápido.

Si lo combinas con una buena red de carreteras y mejoras tus caminos básicos a carreteras más adelantes, te aseguras de que tus recursos alcancen la ciudad a tiempo para ser procesados. Ya sea rico pan, cómodas prendas o espadas para tu ejército.

Cuando construyas tu ciudad y tus edificios de producción, es importante fijarse en el paisaje. Asegúrate de utilizar todo el espacio disponible y colocar edificios relacionados unos cerca de otros. Como querrás amurallar tu cuidad principal más tarde, utiliza los lugares adecuados para ello.

Ejército y reputación

Y, ya que estamos, el ejército.

Puedes reclutar espadachines y arqueros en sus barracas respectivas, además de tres tipos distintos de máquinas de asedio. Estas deberán ser manejadas por un grupo de soldados para funcionar. Ten en cuenta que quizás tengas que conseguir un nuevo título para tu héroe para acceder al edificio necesario.

Cuanto más alta es la reputación de tu ciudad (esquina superior izquierda), más alto es el poder de combate de tus soldados. Si cae demasiado o pierdes uno de tus edificios principales (castillo, iglesia o almacén), pierdes el juego.

Para mejorar tu reputación, mejora tus edificios principales, ofrece distintos tipos de prendas, comida y objetos decorativos a tus colonos y provee actividades especiales como festivales, sermones y mercancías inusuales como sales y tintes.
Los ataques enemigos, la falta de comida y altos impuestos pueden tener un impacto negativo sobre tu reputación. Por ello, intenta tener el almacén bien provisto para satisfacer las necesidades de los colonos y consigue algunas mercancías inusuales comerciando.

Si te parece mucha teoría y quieres practicar un poco más, juega la campaña de un solo jugador de The Settlers VI, que sirve como tutorial. Así podrás aprender paso a paso todas las mecánicas del juego.

¿Tienes algún consejo para compartir con otros jugadores? ¿O acabas de llegar a The Settlers 6 y tienes preguntas? ¿O quizás buscas una partida multijugador? Eres libre de preguntar en los comentarios.

Leave a Comment

[Guía] The Settlers Heritage of Kings – History Edition

Y siguiendo con las guías, hoy queremos presentaros el mundo de Dario en The Settlers 5.

Como ya habréis visto, en este juego hay cambios fundamentales en comparación con los títulos anteriores de The Settlers:

  • The Settlers 5 utiliza un sistema de control directo de las unidades, como en un juego de estrategia en tiempo real.
  • El ciclo de bienes no se puede ver directamente en el mundo. En lugar de eso, todos los bienes van automáticamente a una reserva total y se pueden duplicar con refinadores.
  • En The Settlers 5, no hay una IA «real» que construya sus propias casas o ciudades. Lo que la reemplaza son hordas preprogramadas de enemigos, y, por tanto, si juegas en solitario a los mapas de multijugador, no encontrarás ninguna oposición.

Tu primer asentamiento:

Esta es una pequeña introducción a la construcción del primer asentamiento en un mapa de un jugador.
Para empezar, haz clic en un sirviente y asígnale tareas. En muchos mapas, es necesario construir el centro del pueblo antes que nada.
Para hacerlo, selecciona al sirviente, haz clic en la bandera del menú de construcción y en el «lugar» del mapa para construir allí el centro del pueblo. También puedes asignar varios sirvientes a cada construcción, para acelerar las cosas.

Extracción de recursos:

Después de construir el centro del pueblo, puedes empezar a recolectar recursos.
Tus sirvientes pueden obtener los recursos básicos, como la madera.
Otros recursos, como la arcilla y la piedra, se encuentran tanto en sencillos depósitos de los que tus sirvientes pueden extraerlos, como en extensos pozos y excavaciones. En ellos puedes construir canteras, que extraen los recursos mucho más rápido que los sirvientes.

Ahora selecciona a un puñado de sirvientes y envíalos hacia los árboles y los depósitos de piedra y arcilla. Puedes contratar más sirvientes en el castillo (símbolo de la mano).

Consejo: al contrario que en la mayoría de los RTS, los sirvientes no tienen que llevar los recursos hasta el centro del pueblo. Por tanto, ¡no importa lo lejos que los mandes! Y lo mismo se aplica a las canteras.

El primer ciclo de bienes:

The Settlers 5 se basa en la construcción de muchos ciclos limitados. Cada trabajador necesita una residencia para dormir y una granja para comer. Cada residencia y granja abastece a varios artesanos.

Así que, para continuar, construye una cabaña y una granja en un espacio libre.

Dato importante: el granjero también necesita algo que comer y un lugar donde dormir, lógicamente. Por tanto, el granjero ocupa un lugar en ambos edificios desde el principio.

Ahora construye una universidad junto a la residencia y la granja. Este es el edificio más importante al principio, porque puedes usarlo para investigar las demás opciones de construcción.

Después de construir la universidad, puedes investigar «construcción» directamente en ella. Durante la investigación, aparece una importante función de información en la interfaz:

Esta información muestra cuántos lugares para dormir y comer le faltan a tu asentamiento. Como puedes ver, la universidad necesita más espacios para dormir de los que ofrece una sola cabaña.

En cualquier caso, puedes ignorar esto hasta más tarde; solo hace que la investigación tarde un poco más. Los trabajadores sin un lugar donde dormir pasan la noche alrededor de una hoguera y son menos eficientes.

Si has encontrado una excavación de piedra y un pozo de arcilla, construye una residencia, y junto a ella, una granja. Después, construye canteras en ambos. Recuerda que una granja ofrece más espacio para trabajadores que una cabaña y no olvides que puedes mejorar edificios más tarde.

El refinamiento:

El siguiente paso es «procesar» los recursos. Puedes refinar tus bienes en The Settlers 5, lo que los multiplica.

Por este motivo, la construcción de un aserradero es especialmente importante: ¡no puedes hacer una cantera para la madera!

Construye un aserradero y una granja cerca de tu castillo. Los artesanos que trabajen allí serán los primeros en recibir sus bienes de otros lugares: no de los otros trabajadores, sino de la reserva. Por tanto, los artesanos reciben los bienes directamente del castillo (y, más adelante, de almacenes y mercados).

A medida que avances, podrás investigar ventajas para tus guerreros y el aserradero (después de haberlo mejorado).

  • Básicamente, podrás mejorar todos los edificios del juego para desbloquear más opciones u ofrecer más espacio.
  • Las mejoras serán especialmente importantes para las cabañas y las granjas más adelante.

Y con esto, habrás terminado de construir tu primer asentamiento.

Tus héroes:

Los personajes jugables son muy importantes en The Settlers 5. Todos tienen habilidades especiales que pueden determinar el resultado de una batalla.

Dario, por ejemplo, puede usar su halcón para explorar el mapa. Tras enviar al ave, puedes activar una perspectiva especial para ver el mundo a través de sus ojos.

Además, Dario tiene otra habilidad que asusta a los enemigos y les hace retroceder durante unos segundos.

Para terminar, unos consejos:

  • Siempre deberías centrarte en la construcción de refinadores, que son, además del aserradero, la cabaña del ladrillero, la del cantero, y más adelante, la herrería y la cabaña del alquimista.
  • Construye siempre esos edificios cerca del castillo o de almacenes para que no haya que andar mucho de uno para otro.
  • Las hordas enemigas te atacarán constantemente hasta que destruyas sus campamentos. Por eso, necesitas organizar una buena defensa combinando tanto torres como soldados desde el principio.

¿Tienes más consejos que compartir? ¿Estrategias secretas? ¿O quizá una guía de la campaña de un jugador, en forma escrita o en vídeo? ¡Escríbelo todo en los comentarios para ayudar a la gente que nunca haya jugado!

Leave a Comment

[Guía] The Settlers IV History Edition

Hemos llegado al año 2001, cuando tuvo lugar el lanzamiento de The Settlers 4. En este juego apareció un misterioso enemigo que ofrecía un desafío único: la Tribu Oscura, que suponía una amenaza no solo para tu asentamiento, sino para el universo entero de The Settlers.

Pero no temas, hemos preparado una guía para ayudarte con este desafío. También puedes consultar los consejos del blog anterior, ya que muchas mecánicas son similares a las de The Settlers 3, con alguna que otra función nueva y más información sobre los elementos únicos de The Settlers 4.

Procesamiento de metal:

El metal es una pieza clave para la economía de tu asentamiento. No tienes más que fijarte en que casi toda la industria de producción de comida gira en torno a tus mineros. Además, las armas y herramientas que produces con tu industria pesada son vitales para que prospere tu asentamiento, y para eso necesitas los materiales que proporcionan las minas.

Hay cinco tipos de minas, tres de las cuales están relacionadas directamente con el procesamiento de metales: las minas de oro, las de hierro y las de carbón. Las otras dos minas producen sulfuro, necesario para que los mayas fabriquen munición, y piedra, necesaria para la industria de la construcción (aunque también puedes conseguir piedra en la cabaña del cantero). Pero no te olvides de que existen estos dos recursos, ya que siempre puedes usarlos para comerciar con extranjeros.

En las minas de oro y de hierro se extrae mineral que después se utiliza para obtener metales. Para esto necesitarás carbón de la mina de carbón. En la fundición se crean lingotes de metal para la herrería y la armería. No olvides que sus edificios también necesitan carbón para funcionar.

Los lingotes de oro de la fundición de oro se pueden utilizar como forma de pago. Los necesitarás para entrenar soldados de alto rango y para construir templos y lugares de interés.

Lugares de interés:

Si lo piensas, tus colonos trabajan muy duro para ti. Lo menos que puedes hacer por ellos es dejarles el asentamiento bien bonito. Si inviertes en lugares de interés podrás convertir tu asentamiento en una obra de arte para que tus colonos se sientan como en casa. Por si esto te parece poco, los lugares de interés también aumentan la fuerza de tus soldados en combate.

Cuando veas el precio que tienen los lugares de interés igual te llevas un susto, pero que no te quepa duda de que la inversión merece la pena. La fuerza militar de tus soldados en territorio enemigo depende del valor de tu asentamiento, y los lugares de interés tienen valor material además de artístico, lo que hace que su valor se duplique al calcular el valor total de tu asentamiento.

Ejército:

Durante tu partida tendrás que crear un poderoso ejército. Lo necesitarás para proteger tu asentamiento de cualquier ataque y para ciertas misiones que no podrás completar sin unidades militares.

Puedes reclutar tropas en el cuartel. Para reclutar un colono en el ejército necesitarás que el cuartel disponga de las armas necesarias. Hay dos formas de hacerlo: puedes suministrar suficiente material para fabricar las armas cuando las necesites o puedes crear tu propia reserva y tenerla lista para entrenar en el futuro.

Para conquistar territorio enemigo tendrás que atacar y tomar sus torres. No puedes atacar los edificios civiles.

Magia:

En el mundo de The Settlers no es todo construir, fabricar y formar a tu ejército. Puede que al principio no te des cuenta, pero los colonos están en contacto con los dioses, lo que abre un amplio abanico de posibilidades.

No te olvides de los poderes mágicos de los sacerdotes, que pueden hacer realidad cualquier cosa. Para usar estos poderes, los sacerdotes necesitan tener manná, una sustancia de valor incalculable que los dioses conceden a los colonos.

Pensarás que los dioses son generosos, ¡pero qué va! Normalmente esperan que les des algo a cambio. Si elaboras alcohol y se lo ofreces a los dioses en un templo pequeño, verás que están más dispuestos a ofrecerte grandes cantidades de manná. Más adelante podrás construir templos grandes para entrenar a los sacerdotes, ¡y ahí empieza lo divertido!

Queremos pedirte ayuda una vez más. ¿Tienes algún consejo para los jugadores nuevos? ¿En qué crees que deberían centrarse al principio? ¿Qué objetivos a largo plazo son los mejores para una economía de éxito? No lo dudes y deja un comentario, conéctate con otros jugadores y participa en partidas multijugador.

Leave a Comment

[Guía] The Settlers III History Edition

¿Has pensado alguna vez en meterte en el universo de The Settlers? Esta pequeña guía de The Settlers 3 History Edition te ayudará a construir tu primer asentamiento.

Minimapa:

En la esquina superior izquierda de la pantalla verás un mapa en forma de paralelogramo. En él aparece una pequeña zona explorada delimitada por una línea de puntos blancos. Esta zona iluminada representa la porción de terreno que ocupas al principio del juego. Lo demás es niebla de guerra, que seguirá oculta hasta que la explores o la colonices. Puedes empezar a explorar en este mismo momento.

Colonizar significa construir en tu territorio para poder crear una sociedad funcional para los colonos. Por lo tanto, esto implica decidir qué herramientas y armas son necesarias, con quién quieres comerciar y quién podría ser un buen aliado. Todas estas operaciones, junto con muchas otras, se pueden realizar desde el centro de control que hay debajo del mapa resumen.

Menú de construcción:

Haz clic en el icono de la casa (primera fila, a la izquierda) para entrar en el menú de construcción, donde podrás encontrar todos los edificios disponibles para tu colonia.

Menú de distribución:

Haz clic en el icono de los bienes (primera fila, en medio) para ver el menú de distribución, en el que podrás realizar los ajustes que necesites ocasionalmente para dirigir tu colonia. ¿Qué armas y herramientas habría que producir a continuación? ¿Quién tiene preferencia a la hora de distribuir el carbón y el pan? Todas estas decisiones las puedes tomar en este menú.

Menú de estadísticas:

Haz clic en el icono del colono (primera fila, a la derecha) para entrar en el menú de estadísticas. Aquí podrás comprobar cuántos sacerdotes, soldados, pioneros, etc. tienes. Puedes ajustar cuantos transportistas y constructores quieres y reclutar geólogos y ladrones. También puedes subir de nivel a tus soldados.

Consejos para los novatos:

Una colonia próspera requiere que se produzca cierta cantidad de cosas. Los colonos necesitan materiales de construcción para edificar sus hogares y lugares de trabajo. Para asegurarte de que sigues teniendo materiales después de gastar los iniciales, tendrás que construir una cabaña para el leñador, el picapedrero y el silvicultor, y también un molino.

Según expandes y refinas tu colonia, querrás tener hierro y carbón para producir más herramientas y armas, porque tus suministros iniciales se acabarán en algún momento. Por eso, necesitarás minas, fundiciones, un taller de herramientas y un taller de armas. Después está el asunto de la comida. Tus laboriosos mineros no trabajarán por mucho tiempo si están famélicos. Por lo tanto, tendrás que construir granjas de grano, granjas porcinas, molinos de grano, mataderos y panaderías.

Si tus colonos quieren comerciar, necesitarán barcos y caravanas. Para ello hay que construir astilleros, puertos, ranchos de burros y mercados. Como puedes ver, en este punto tu colonia ya es multifacética. Y aún falta una cosa: para que haya trabajadores en todos estos edificios nuevos, la población de tu colonia tiene que aumentar. Esto solo es posible construyendo más casas. Para proteger y expandir tu territorio, o para conquistar el del enemigo haciéndote con sus edificios militares, tu colonia necesitará soldados y, para que hagan bien su trabajo, una infraestructura de torres vigía, barracones y puede que un castillo o dos.

Ahora, para ayudarte a sobrellevar todo esto, vamos a destacar a tus colonos más importantes, sus herramientas y sus actividades:

Mensajero: (no necesita herramientas)

Esos bienes tienen que llegar a donde se los necesita. No construyas tus edificios alejados unos de otros, ¡los mensajeros ya tienen bastante cargando con toda la mercancía!

Excavador: (necesita una pala)

Antes de que se puedan construir los edificios, hay que despejar e igualar el terreno y, cuanto más irregular sea, más tiempo se tarda.

Minero: (necesita un pico)

Los mineros se aseguran de que haya suficiente metal y oro para la fundición y carbón para los talleres de armas y herramientas. Con su comida favorita, las tripas de los mineros permanecen llenas durante más tiempo. Para los mineros de oros y gemas, esa comida es el pescado. Para los robustos mineros de hierro, lo mejor es el jamón. Los mineros de carbón se conforman con el pan y los de sulfuro tienen una pasión ardiente por el arroz.

Constructor: (necesita un martillo)

El constructor martillea de sol a sol cuando hay suficiente madera y piedra a mano.

Espía: (no necesita herramientas)

Tu espía recaba información valiosa sobre la posición y las actividades de las colonias potencialmente hostiles cercanas. También puedes usarlo para robarle recursos al enemigo.

Para que tu colonia alcance la prosperidad, sigue estos pasos:

  • Organiza tu industria constructora para tener siempre materiales de construcción.
  • Construye residencias para asegurar un buen suministro de trabajadores.
  • Expande tu territorio con torres vigía o castillos.
  • Completa tu industria alimenticia con granjas, panaderías y mataderos, sin olvidar el pescado ni las bebidas alcohólicas.
  • Envía a tu geólogo a buscar recursos naturales. Sobre ellos puedes construir minas y fundiciones para ampliar el repertorio de tus talleres.
  • Construye uno o más barracones para reclutar soldados.
  • Amplía tus dominios. Comercia y conquista terrenos enemigos haciéndote con sus torres vigía y castillos. Controla los mares y coloniza otras islas con tus barcos.
  • Mantén a tus sacerdotes activos construyendo templos y guardando suficiente alcohol para los dioses.

Como esta es solo una introducción al mundo de The Settlers 3 History Edition, queremos oír tu opinión. ¿Tienes más consejos que compartir con los demás jugadores? ¿Buscas una partida multijugador? Cuéntanos en los comentarios.

Leave a Comment

[Guía] The Settlers II History Edition

Tras ver jugar a los fantásticos Ubi-Thorlof y Ubi-Guddy, es hora de compartir con vosotros unos consejos y truquitos, y ofreceros una breve introducción a la creación de mapas en el editor de mapas de The Settlers 2 History Edition.

Vamos a empezar por los consejos generales para The Settlers 2:

1. Producción:

Necesitas el edificio apropiado para producir cualquier recurso. Y para poder construir un edificio te hará falta la zona donde construirlo. La forma más rápida de ver si tienes la zona necesaria es usar el modo de ayuda a la construcción pulsando la barra espaciadora. Cuando esté activo, con un solo vistazo sabrás qué edificio puedes poner en cada lugar. Haz clic en el símbolo y decide qué edificio construir desde la ventana de «Actividad».

Consejo: Recuerda que cada edificio de manufactura requiere colonos cualificados y equipados con las herramientas de la profesión correspondiente. Presta atención al nivel de producción de las herramientas.

2. Coloca tantas banderas como puedas:

Las banderas señalan los nodos de tu red de caminos. Los mensajeros encargados de transportar la mercancía para la distribución de bienes se mueven entre estas banderas. Cuanto más corto sea el camino, más rápido podrá volver el mensajero para recoger otro lote de bienes.

Consejo: Hay dos formas de evitar los atascos sin construir una circunvalación. Comprueba si puedes insertar más banderas en una parte del camino. Así podrás aumentar exponencialmente la capacidad de transporte de este camino. Cría burros. Los burros se ponen a trabajar automáticamente en tus rutas de transporte más ajetreadas para doblar su capacidad.

3. ¿Cómo puedo prepararme contra un ataque?

Lo primero es el reconocimiento. Si puedes examinar todos los movimientos del enemigo, podrás tomar medidas apropiadas. La herramienta de reconocimiento más adecuada es la torre vigía, que te permitirá ver dónde tiene el enemigo sus edificios militares. Y tú también necesitarás esos edificios, precisamente.

Consejo: Piensa muy bien dónde colocas cada edificio. Mientras no haya naciones enemigas a la vista, invertir recursos en una fortaleza puede ser un desperdicio. Por otro lado, sería una locura construir solo un pequeño barracón frente a una enorme fortificación enemiga en la frontera. En ese caso, lo mejor sería construir una fortaleza y una catapulta de inmediato.

Hasta aquí los consejos. Ahora es el momento de abrir el editor de mapas. Puedes abrirlo directamente desde Uplay; solo tienes que elegir tu idioma y ponerte manos a la obra.

Map / World Editor

La herramienta de creación de mundo te ayudará a crear tu primer mundo rudimentario con un solo clic.

Puedes elegir el «Ancho» y el «Alto» del mapa, el «Paisaje» (praderas, desértico o mundo invernal) y los «Espacios del suelo». Al hacer clic en «Crear mundo», aparecerá un mapa nuevo, en blanco, con los ajustes que hayas seleccionado.

Antes de continuar, es mejor que sepas lo que modifican las opciones del editor:
– Ajuste de altura: Ajusta la altura del terreno.

  • Terrenos: Elige distintos diseños para el terreno: agua, lava, montaña, nieve, etc. Necesitarás montañas para recursos como el oro, el carbón, el hierro, etc. Los símbolos de la esquina superior derecha te informarán de si puedes construir en él, si se puede construir una mina, si son letales (como la lava) o si solo puedes poner banderas (desierto).
  • Árboles: Elige entre una amplia gama de árboles.
  • Materia prima: Distribuye materia prima en las cordilleras.
  • Objetos del paisaje: Granito (importante para la piedra) y otras decoraciones.
  • Animales: Coloca distintos animales (importante para el cazador).
  • Jugador: Decide cuántos jugadores quieres que haya en el mapa y sus posiciones iniciales.
  • Edificios pequeños, medianos y grandes: Comprueba qué edificios se pueden colocar en cada lugar.
  • Mundo: Te da un resumen general del mapa.
  • Crear un nuevo mundo
  • Opciones
    • Nombre de tu mundo: Ponle un nombre bonito a tu mundo.
    • Nombre del creador: Quién ha creado este mundo.
    • Cargar y guardar mundo
    • Mundo de prueba: Comprueba si falta algo y si todos los jugadores tienen asignada una posición inicial.
    • Guardar imagen: Les da a los demás jugadores una idea de cómo es tu mapa.
    • Salir del editor

Controles:

  • Mayús: Puedes reducir la cantidad de recursos que ya has colocado o la altura del terreno con la tecla Mayús.
  • Control: Puedes eliminar árboles, objetos del paisaje y animales pulsando la tecla Control.
  • Barra espaciadora: Activa / desactiva el menú de edificios.
  • 1-4 / Más Menos: Cambia el tamaño del cursor.

Ahora te toca decidir cómo quedará tu mapa. [TEXT]

(Click on the image to download the map)

¿Tienes algún consejo para los nuevos creadores de mapas? ¿En qué deberían centrarse a la hora de hacer un nuevo mapa? ¿Hay algo más a lo que deban prestar especial atención? ¿Has creado alguna vez un mapa o quieres hacerlo en el futuro? Cuéntanoslo en los comentarios.

Leave a Comment

[Guía] The Settlers I History Edition

En este blog especial te ayudaremos a entender el juego, a gestionar tu primer asentamiento y a enfrentarte a los enemigos.

Al empezar el juego, verás una imagen muy similar a esta.

Tú eres el caballero de armadura brillante que sale en la intro. Tan guapo como siempre. Al lado de tu imagen de perfil hay un icono de ratón. Al hacer clic en él, puedes elegir si jugar con un amigo en pantalla partida o en solitario. Puedes elegir el mando para tu amigo en el menú de configuración antes de iniciar el juego.

También podrás ver tres barras de color azul, verde y rojo. Estos indicadores son muy importantes. La barra azul representa las reservas de un asentamiento al principio del juego. Una reserva grande te permite expandirte rápidamente y conseguir ciertas ventajas. Una reserva pequeña causa problemas cuando la ciudad empieza a crecer.
La barra verde indica el nivel de inteligencia de los asentamientos controlados por el ordenador. Este nivel afecta a la velocidad de sus acciones y reacciones.

La barra roja representa el ratio de crecimiento. Cuanto mayor sea, más rápido se reproducirán tus colonos y antes podrás expandirte.

Si es la primera vez que juegas, te recomendamos que mantengas tus barras azul y roja por encima del 50 %.

Ahora es el momento de empezar la partida. Para la primera, es mejor jugar sin enemigos o con uno muy débil.

En cuanto el juego termine de cargar, verás el mundo del juego y podrás moverte libremente con el clic derecho del ratón. Puedes cambiar los controles en el menú de configuración; de hecho, puedes poner los controles tradicionales que usaba el juego en 1993 / 1994.

Ahora toca encontrar un buen lugar para construir nuestro castillo y formar nuestro propio asentamiento.

Deberías buscar un lago, árboles, piedra y alguna montaña. Si ves montañas, puedes usar el símbolo del geólogo para saber qué recursos oculta.

Con el clic derecho y el izquierdo (a la vez, o con el botón central del ratón) en el icono «Pico y pala» se muestran todas las ubicaciones de edificios posibles. Cuando encuentres el lugar perfecto, tendrás que construir tu castillo. Si activaste el modo de construcción rápida en las opciones del juego, lo colocarás con un doble clic.

Construyendo una cabaña de leñadores, una casa del bosque, un aserradero y una cantera, cubres tus bienes básicos. Los colonos necesitan caminos para acceder a las distintas partes de su asentamiento. Hay una bandera delante de cada uno de tus edificios. Al principio, tendrás que construir un camino cuando vayas a construir tu primera casa. Verás una bandera enfrente del edificio, igual que la que hay frente a tu castillo. Haz clic en una de las dos banderas y aparecerá un símbolo para la construcción de caminos en el puntero y en la parte inferior izquierda del menú. Conecta ambas banderas y verás cómo tus pequeños ayudantes salen del castillo. Cuanto menor sea la distancia entre dos edificios, mejor. Si tienes caminos más largos, asegúrate de poner banderas donde puedas. Esto dividirá el camino en dos secciones y tendrás más mensajeros para transportar los bienes. Una buena red de caminos te asegura el transporte rápido de los bienes, y cuando haya problemas con el transporte, te será más fácil solucionarlos.

Como seguramente querrás expandir tu asentamiento, deberías construir cabañas de guardia en las 4 direcciones. Así tendrás espacio suficiente para construir granjas, industria para producir lingotes de oro y espadas y escudos para reclutar soldados.

Vamos a repasar los edificios militares y los enemigos.

Con las cabañas de guardia, ya has expandido tus fronteras. Si no hay enemigos cerca, la bandera cercana al edificio estará blanca. Cuando el enemigo se acerque, aparecerá una columna negra en ella, y cuando el enemigo ya esté llegando, la columna pasará a ser una cruz negra. Es entonces cuando debes prepararte para el ataque.

La bandera no solo indica el nivel de peligro, sino que también te dirá cuántos caballeros ocupan el edificio. Cuanto más alto se alce, más caballeros habrá en su interior. Una cabaña puede contener a 3, una torre vigía a 6 y un castillo a 12.

En el menú militar, como vemos aquí abajo, puedes decidir cuántos caballeros ocuparán el edificio. Haz clic en el más y en el menos para cambiarlo. La segunda opción te permite decidir cuántos caballeros se quedarán en el edificio cuando decidas atacar al enemigo. Esto garantizará que queden suficientes caballeros defendiendo tu territorio.

Por supuesto, podríamos contarte más cosas, pero queremos que explores el mundo de The Settlers 1 History Edition a tu manera.

Antes de irnos, una cosa muy importante: FÍJATE EN TODO. Mira tus estadísticas de cuando en cuando, analiza tus errores de desarrollo o las consecuencias negativas de una operación e intenta darles solución. Un pequeño cambio puede tener un gran efecto. Es mejor idea planear cuidadosamente tus construcciones y tu estrategia que construir cosas a lo loco.

Podrás encontrar un manual del juego en alemán, francés e inglés en la carpeta de instalación del juego.

¿Qué opinas de The Settlers 1 History Edition? ¿Lo has jugado? ¿Tienes alguna duda? ¿Te ha gustado? Comparte tus opiniones o más consejos en la sección de comentarios.

Leave a Comment