Skip to content

[Desarrollo] Acciones directas

La semana pasada hablamos del sistema de población y cómo conseguir nuevos colonos. A veces los colonos no tienen nada que hacer, y es entonces cuando se pueden realizar las acciones directas, otra nueva característica del nuevo juego de The Settlers.

Tened en cuenta que esta función está en una etapa muy temprana de su desarrollo. Aún estamos experimentando con ella, así que puede que haya cambios en el futuro.

¿Qué son las acciones directas?

Las acciones directas son órdenes del jugador para potenciar temporalmente los edificios de producción o la recogida de recursos.

Para llevar a cabo acciones directas, necesitaremos un mensajero desocupado y puntos de motivación.

¿Cómo conseguimos puntos de motivación?

En un mundo de The Settlers perfecto, todos tus mensajeros estarían ocupados haciendo algo, pero la realidad a veces es otra. Probablemente tengas mensajeros desocupados esperando a su próxima tarea. Mientras descansan, estos mensajeros desocupados generan puntos de motivación automáticamente. Los puntos de motivación se acumulan en una reserva propia, y se pueden usar en cualquier momento en que se necesiten.

Con mensajeros desocupados y puntos de motivación, podemos realizar acciones directas para mejorar nuestra economía. Tenemos varias formas de hacerlo.

¿Cómo se realizan las acciones directas?

Recogida de recursos

Las acciones directas se pueden realizar en zonas de bosque, en depósitos de cobre, piedra o carbón o en cualquier otra zona donde se puedan recolectar o extraer bienes. Solo tienes que hacer clic en el recurso que quieras conseguir y ejecutar la acción directa. Cada acción directa usa un punto de motivación y requiere un mensajero desocupado.

¿Que te falta madera? Haz clic en el bosque y deja que tus mensajeros ayuden a los leñadores cortando árboles. ¿Se te ha olvidado construir una cabaña de recolectores y tus trabajadores tienen hambre? Envía a los mensajeros a recoger unas bayas.

Mientras tengas suficientes puntos de motivación y mensajeros disponibles, puedes enviarles a hacer esas pequeñas tareas.

Con las acciones directas puedes evitar atascos o asegurarte de que tus cadenas de producción tienen bienes adicionales.

Producción:

También puedes mejorar temporalmente la producción con una acción directa. Ya que la producción de los bienes se divide en varias fases, ¡puedes mandar a tus mensajeros a ayudar a los artesanos de cada edificio!

Por ejemplo, vamos a fijarnos en la fundición. Su producción se divide en distintas etapas. Un trabajador usa carbón para calentar el horno y su colega introduce mineral de hierro. Cuando este paso concluye, van hasta el molde. Uno pone la barra de hierro en agua fría, mientras el otro espera a que esté lo bastante fría para darla por completada.

Si quieres mejorar tu producción, envía a tus mensajeros para que asistan en el proceso de fundición temporalmente con una acción directa. Como no están entrenados para el trabajo principal, solo se encargarán de las fases de transporte. Esto significa que llevarán el carbón y el mineral de hierro al horno y transportarán la barra de hierro a la salida. Esto hace todo el proceso más eficiente y rápido.

Cada edificio tiene un límite de mensajeros distinto para que ayuden a mejorar la producción con acciones directas. Solo depende de ti (y del número de puntos de motivación y mensajeros desocupados) cuántos mensajeros asignar a cada edificio o si cubrir el cupo máximo de alguno de ellos.

Y con esto, hemos demostrado que los mensajeros no solo valen para transportar materiales y bienes de un sitio a otro. Incluso cuando no están haciendo nada, generan puntos de motivación, que puedes usar para conseguir grandes beneficios. ¡Nunca subestiméis a los mensajeros! 🙂

¿Cómo usaréis a los mensajeros desocupados? ¿Mejorando temporalmente la producción o recogiendo recursos? ¿Qué opináis del sistema? También estamos pensando en otras formas de usar las acciones directas. ¿Se os ocurre alguna? Contádnoslo todo en los comentarios, aquí debajo.

de en es fr it pl ru

Sé el primero en comentar