Skip to content

[Desarrollo] Biomas: continental

Información detallada de parte de Andreas Moritz, artista de niveles

Biomas

En «The Settlers» estamos preparando un sistema capaz de crear una sensación de exploración. Gracias a la generación procedural, los jugadores podrán levar anclas y conquistar una cantidad ilimitada de islas en el archipiélago de «Tavos». Para añadir más variedad, las islas se encuentran en distintos biomas climáticos, lo que las convierte en hábitats muy diferentes.

No solo serán visualmente distintas, sino que también ofrecerán una experiencia de juego única de acuerdo con su topología y clima.

Bioma continental

Con su clima templado, el bioma «continental» es un entorno idealizado inspirado por los paisajes de Europa central. Cuando el barco eche anclas en la costa, los colonos, agotados por el largo viaje, serán recibidos por un escenario agradable y acogedor. Las vibrantes praderas verdes dominan el terreno, que progresa gradualmente de la playa de arena a un interior exuberante. Todas las zonas comparten una paleta de verdes que evoluciona poco a poco al acercarse al corazón de la isla.

El origen de las islas está en la actividad volcánica de los últimos miles de años, lo que explica su interesante topología. Las altas elevaciones rodeadas de cumbres con profundos barrancos de erosión definen su silueta, pero a pesar de esto, no parece ser un terreno hostil. Crea un contraste con las formas suaves de las llanuras, llevando el diseño a un equilibrio armonioso.

Regiones

Además de haber 3 biomas muy diferenciados, cada uno de ellos está dividido en 3 regiones. Las regiones no tienen una jugabilidad distinta, pero su apariencia cambia para transmitir una sensación de progreso y ubicación a lo largo de la isla.

Frontera

Tomando como referencia las costas del norte de Europa, la región de la «frontera» invita a los colonos con arrecifes visibles a través de las aguas azules hasta sus playas blancas, perfectas para desembarcar y fundar el primer asentamiento. Altos pinos y enormes abedules conforman los primeros bosques costeros, ricos en la madera y los animales pequeños necesarios para sostener una economía básica. Todo ello rodeado por amplios pastos de arena que preceden a los frondosos bosques de la zona central de la isla.

Es la puerta de entrada a la isla y ofrece todo lo necesario para establecer una posición firme. Sin embargo, con el océano a la espalda y con recursos iniciales limitados, es crucial progresar al «interior» tan pronto como sea posible.

Interior

Ya con los pies secos y la mochila cargada de recursos básicos, la mejor forma de describir la exploración del «interior» es un paseo por la naturaleza europea central. Los prados floridos y relajantes van de la mano con zonas de tierra descubierta y vegetación densa, ofreciendo un espacio muy necesario para expandir el territorio.

Los altos bosques de abetos tiñen el suelo de rojo con sus agujas caídas y conviven con densos bosques de abedules y su característica madera blanca. Los habitan animales mucho más grandes, como ciervos y jabalíes.

También será, con toda probabilidad, la zona en la que los jugadores decidirán si expandirse y cómo hacerlo. Con la mayoría de recursos relevantes al alcance de la mano, tanto la opción de fortificarse como la de seguir explorando son viables.

Corazón

El «corazón» es la evolución natural del «interior» hacia el centro de la isla y añade toques rojos y naranjas al verde dominante, llevando la paleta de color hacia los amarillos.

En general, la región ofrece una sensación otoñal. Los bosques de abetos y abedules del «interior» siguen presentes, aunque hay menos saturación de verdes.

Con las inmensas formaciones rocosas inspiradas por el parque nacional de Bastei, surge una sensación de verticalidad y estrechez al tiempo que las ciudades empiezan a construirse sobre acantilados.

Dada su distancia de la frontera, solo las islas más grandes cuentan con un corazón, limitando las pequeñas a frontera e interior.

Y en las islas grandes, especialmente, aquí es donde se encontrarán (y enfrentarán) los jugadores. El corazón está diseñado para resaltar esa importancia y es, por tanto, la región con un aspecto más dramático.

Volcanes

Como la actividad volcánica lo ha formado, aún se pueden apreciar las cambiantes fuerzas de la naturaleza en el archipiélago. Los volcanes activos destacan con fuerza sobre el océano, con su coloración rojiza y los efectos del azufre. Por suerte, la era de las grandes erupciones llegó a su fin hace mucho, y ahora es seguro refugiarse bajo su sombra.

Jugabilidad

El bioma «continental» mantiene un equilibrio firme entre todos los aspectos de jugabilidad. Todos los recursos están disponibles, no en exceso, pero nunca faltan. De igual modo, hay tanto zonas amplias y llanas perfectas para construir una gran ciudad como cuellos de botella que se pueden reforzar para proteger sus fronteras.

Este bioma está diseñado para ofrecer, ante todo, una experiencia de juego relajada, en combinación con su ambientación tranquila, pero sin dejar de presentar un desafío.

Sé el primero en comentar