Skip to content

[Guía] The Settlers IV History Edition

Hemos llegado al año 2001, cuando tuvo lugar el lanzamiento de The Settlers 4. En este juego apareció un misterioso enemigo que ofrecía un desafío único: la Tribu Oscura, que suponía una amenaza no solo para tu asentamiento, sino para el universo entero de The Settlers.

Pero no temas, hemos preparado una guía para ayudarte con este desafío. También puedes consultar los consejos del blog anterior, ya que muchas mecánicas son similares a las de The Settlers 3, con alguna que otra función nueva y más información sobre los elementos únicos de The Settlers 4.

Procesamiento de metal:

El metal es una pieza clave para la economía de tu asentamiento. No tienes más que fijarte en que casi toda la industria de producción de comida gira en torno a tus mineros. Además, las armas y herramientas que produces con tu industria pesada son vitales para que prospere tu asentamiento, y para eso necesitas los materiales que proporcionan las minas.

Hay cinco tipos de minas, tres de las cuales están relacionadas directamente con el procesamiento de metales: las minas de oro, las de hierro y las de carbón. Las otras dos minas producen sulfuro, necesario para que los mayas fabriquen munición, y piedra, necesaria para la industria de la construcción (aunque también puedes conseguir piedra en la cabaña del cantero). Pero no te olvides de que existen estos dos recursos, ya que siempre puedes usarlos para comerciar con extranjeros.

En las minas de oro y de hierro se extrae mineral que después se utiliza para obtener metales. Para esto necesitarás carbón de la mina de carbón. En la fundición se crean lingotes de metal para la herrería y la armería. No olvides que sus edificios también necesitan carbón para funcionar.

Los lingotes de oro de la fundición de oro se pueden utilizar como forma de pago. Los necesitarás para entrenar soldados de alto rango y para construir templos y lugares de interés.

Lugares de interés:

Si lo piensas, tus colonos trabajan muy duro para ti. Lo menos que puedes hacer por ellos es dejarles el asentamiento bien bonito. Si inviertes en lugares de interés podrás convertir tu asentamiento en una obra de arte para que tus colonos se sientan como en casa. Por si esto te parece poco, los lugares de interés también aumentan la fuerza de tus soldados en combate.

Cuando veas el precio que tienen los lugares de interés igual te llevas un susto, pero que no te quepa duda de que la inversión merece la pena. La fuerza militar de tus soldados en territorio enemigo depende del valor de tu asentamiento, y los lugares de interés tienen valor material además de artístico, lo que hace que su valor se duplique al calcular el valor total de tu asentamiento.

Ejército:

Durante tu partida tendrás que crear un poderoso ejército. Lo necesitarás para proteger tu asentamiento de cualquier ataque y para ciertas misiones que no podrás completar sin unidades militares.

Puedes reclutar tropas en el cuartel. Para reclutar un colono en el ejército necesitarás que el cuartel disponga de las armas necesarias. Hay dos formas de hacerlo: puedes suministrar suficiente material para fabricar las armas cuando las necesites o puedes crear tu propia reserva y tenerla lista para entrenar en el futuro.

Para conquistar territorio enemigo tendrás que atacar y tomar sus torres. No puedes atacar los edificios civiles.

Magia:

En el mundo de The Settlers no es todo construir, fabricar y formar a tu ejército. Puede que al principio no te des cuenta, pero los colonos están en contacto con los dioses, lo que abre un amplio abanico de posibilidades.

No te olvides de los poderes mágicos de los sacerdotes, que pueden hacer realidad cualquier cosa. Para usar estos poderes, los sacerdotes necesitan tener manná, una sustancia de valor incalculable que los dioses conceden a los colonos.

Pensarás que los dioses son generosos, ¡pero qué va! Normalmente esperan que les des algo a cambio. Si elaboras alcohol y se lo ofreces a los dioses en un templo pequeño, verás que están más dispuestos a ofrecerte grandes cantidades de manná. Más adelante podrás construir templos grandes para entrenar a los sacerdotes, ¡y ahí empieza lo divertido!

Queremos pedirte ayuda una vez más. ¿Tienes algún consejo para los jugadores nuevos? ¿En qué crees que deberían centrarse al principio? ¿Qué objetivos a largo plazo son los mejores para una economía de éxito? No lo dudes y deja un comentario, conéctate con otros jugadores y participa en partidas multijugador.

Sei der Erste