Skip to content

Líder destacado: Ephraim, aficionado de la escalada

Nombre: Ephraim

Origen: Desconocido

Profesión: Líder militar

Edad: Solo llevo la cuenta de mis victorias

Arma favorita: ¡Hachas!

Aficiones: Escalada libre, lanzamiento de hachas, contar cuentos

Lo poco que se sabe de la familia de Ephraim es que tiene origen noble. Tras completar su entrenamiento militar, comenzó a participar y ganar torneos de lanzamiento de hachas, lo que le hizo ganar fama. Este tipo de competiciones no abundaba, pero Ephraim siempre evitaba dar detalles sobre sí mismo en sus historias de enardecimiento.

Decidió unirse al duque cuando se vieron obligados a abandonar su tierra natal, inspirado por una persona a la que amaba, a la que en realidad no amaba, pero así lo contaba en sus historias. A grandes rasgos, Ephraim era un auténtico líder para sus tropas, no existían oponentes ni muros capaces de detener su avance.

Hola, Ephraim, gracias por acceder a responder las preguntas de tus fans desde La Voz de Tavos.

Empecemos por la pregunta más destacada: ¿qué te llevó a unirte al ejército en lugar de iniciar una carrera política, por poner un ejemplo? Resulta raro en alguien de noble cuna.

Ephraim: Desde que era niño supe que tenía talento para las armas. Es más, en el colegio gané las competiciones de lanzamiento de hachas durante tres años consecutivos. Fue el alcalde de mi ciudad quien me recomendó en persona a un líder de guarnición. No podía negarme.

VdT: Tu camino en la vida te ha convertido en uno de los líderes militares más famosos del mundo. ¿Qué tienes que decir sobre los rumores de que si has llegado tan lejos es por tu parentesco con lord Minster, el consejero del duque?

E: Te repetiría de mil amores el relato que compartí con mis valientes camaradas no hace ni dos días, cuando empezaron a cuestionarse por qué había avanzado tanto y en tan poco tiempo en mi carrera. Pero tengo que entrenar después de esta entrevista, de modo que seré breve: ¡pasión y dedicación! No he ganado tantas competiciones de lanzamiento de hachas por mera casualidad, sino gracias a las habilidades que he adquirido a base de mi duro entrenamiento. Insisto en este punto a mis soldados día sí y día también: entrenad duro, visualizad el objetivo y podréis llegar tan lejos como os lo propongáis.

VdT: Echando la vista atrás, a tu motivación inicial para unirte al duque, ¿es cierto que hay una historia de amor de por medio?

E: En efecto, entre mis razones para unirme al duque se encontraba una bella dama de cuyo nombre no quiero acordarme, pues prefiero que siga en el anonimato. Mi corazón ya tenía su nombre escrito, pero su petición de protegerla durante mi viaje bastó para convencerme.

VdT: Para terminar, tus proezas en el lanzamiento de hacha dejan claro que sientes predilección por esta arma. ¿Pero cómo descubriste tu pasión por la escalada, y cómo diste con el modo de combinar estas dos aficiones y emplearlas en tus tácticas militares?

E: Me alegro de que me hagas esa pregunta, porque es una historia la mar de interesante. Ocurrió durante mi estancia en la escuela militar. Me disponía a realizar un entrenamiento complementario tras el rutinario de la mañana y me llevé mi equipamiento conmigo, convencido de que un poco más de peso no sería una molestia. Me dirigí a las montañas cercanas y comencé a escalar hasta que di con un risco especialmente peligroso. No es por presumir, pero la idea de usar mis hachas resultó ser de lo más efectiva y fui capaz de escalarlo en menos que canta un gallo. Logré convencer a mis superiores de que era un pequeño paso para mí, pero un gran salto para nuestra estrategia militar. ¡Imagina las posibilidades que se abrían ante nosotros, las estrategias de asedio…!

Muchas gracias por la entrevista, Ephraim. ¡Nos alegra que hayas venido a vernos a pesar de los tiempos difíciles que corren!

Sé el primero en comentar