Skip to content

Etiqueta: Quarry

[Building] Cantera

La construcción de nuestro asentamiento no puede basarse solo en la madera. Tarde o temprano, necesitaremos piedra para construir edificios más grandes y avanzados, caminos más grandes y muros mejorados.
Eso significa que tenemos que construir una cantera cerca de un depósito de piedra.
La cantera requiere un ayuntamiento completo y la categoría 2, nivel de aldea. Puede mejorarse una vez más.

Al nivel de aldea, dos canteros recogen piedra normal.

El nivel de pueblo añade un tercer trabajador y otorga acceso a otro material: caliza, que tiene sus propios depósitos en el mapa.

Aunque la piedra común se usa en la construcción de todos los edificios del nivel de pueblo y en las fortificaciones de muros de piedra, también se puede procesar. El taller de fragmentación puede romperlas para fabricar gravilla y la mampostería puede convertirlas en adoquines. Presentaremos ambos edificios en detalle más adelante.

La gravilla sirve para construir caminos de gravilla, que son necesarios para los carros de asno. Si preferimos carros de buey, que son los que más bienes pueden transportar, necesitaremos caminos pavimentados con adoquines.
La caliza no se puede usar directamente, pero el taller de fragmentación puede procesarla para convertirla en cemento, necesario para la construcción de la mayoría de los edificios del nivel de ciudad.

Junto con el leñador y el aserradero, estos tres edificios serán una parte central de la producción de recursos de nuestro floreciente asentamiento, principalmente porque los caminos avanzados y los carros te permiten transportar bienes mucho más rápido por tus dominios.

Leave a Comment

[Guía] The Settlers I History Edition

En este blog especial te ayudaremos a entender el juego, a gestionar tu primer asentamiento y a enfrentarte a los enemigos.

Al empezar el juego, verás una imagen muy similar a esta.

Tú eres el caballero de armadura brillante que sale en la intro. Tan guapo como siempre. Al lado de tu imagen de perfil hay un icono de ratón. Al hacer clic en él, puedes elegir si jugar con un amigo en pantalla partida o en solitario. Puedes elegir el mando para tu amigo en el menú de configuración antes de iniciar el juego.

También podrás ver tres barras de color azul, verde y rojo. Estos indicadores son muy importantes. La barra azul representa las reservas de un asentamiento al principio del juego. Una reserva grande te permite expandirte rápidamente y conseguir ciertas ventajas. Una reserva pequeña causa problemas cuando la ciudad empieza a crecer.
La barra verde indica el nivel de inteligencia de los asentamientos controlados por el ordenador. Este nivel afecta a la velocidad de sus acciones y reacciones.

La barra roja representa el ratio de crecimiento. Cuanto mayor sea, más rápido se reproducirán tus colonos y antes podrás expandirte.

Si es la primera vez que juegas, te recomendamos que mantengas tus barras azul y roja por encima del 50 %.

Ahora es el momento de empezar la partida. Para la primera, es mejor jugar sin enemigos o con uno muy débil.

En cuanto el juego termine de cargar, verás el mundo del juego y podrás moverte libremente con el clic derecho del ratón. Puedes cambiar los controles en el menú de configuración; de hecho, puedes poner los controles tradicionales que usaba el juego en 1993 / 1994.

Ahora toca encontrar un buen lugar para construir nuestro castillo y formar nuestro propio asentamiento.

Deberías buscar un lago, árboles, piedra y alguna montaña. Si ves montañas, puedes usar el símbolo del geólogo para saber qué recursos oculta.

Con el clic derecho y el izquierdo (a la vez, o con el botón central del ratón) en el icono «Pico y pala» se muestran todas las ubicaciones de edificios posibles. Cuando encuentres el lugar perfecto, tendrás que construir tu castillo. Si activaste el modo de construcción rápida en las opciones del juego, lo colocarás con un doble clic.

Construyendo una cabaña de leñadores, una casa del bosque, un aserradero y una cantera, cubres tus bienes básicos. Los colonos necesitan caminos para acceder a las distintas partes de su asentamiento. Hay una bandera delante de cada uno de tus edificios. Al principio, tendrás que construir un camino cuando vayas a construir tu primera casa. Verás una bandera enfrente del edificio, igual que la que hay frente a tu castillo. Haz clic en una de las dos banderas y aparecerá un símbolo para la construcción de caminos en el puntero y en la parte inferior izquierda del menú. Conecta ambas banderas y verás cómo tus pequeños ayudantes salen del castillo. Cuanto menor sea la distancia entre dos edificios, mejor. Si tienes caminos más largos, asegúrate de poner banderas donde puedas. Esto dividirá el camino en dos secciones y tendrás más mensajeros para transportar los bienes. Una buena red de caminos te asegura el transporte rápido de los bienes, y cuando haya problemas con el transporte, te será más fácil solucionarlos.

Como seguramente querrás expandir tu asentamiento, deberías construir cabañas de guardia en las 4 direcciones. Así tendrás espacio suficiente para construir granjas, industria para producir lingotes de oro y espadas y escudos para reclutar soldados.

Vamos a repasar los edificios militares y los enemigos.

Con las cabañas de guardia, ya has expandido tus fronteras. Si no hay enemigos cerca, la bandera cercana al edificio estará blanca. Cuando el enemigo se acerque, aparecerá una columna negra en ella, y cuando el enemigo ya esté llegando, la columna pasará a ser una cruz negra. Es entonces cuando debes prepararte para el ataque.

La bandera no solo indica el nivel de peligro, sino que también te dirá cuántos caballeros ocupan el edificio. Cuanto más alto se alce, más caballeros habrá en su interior. Una cabaña puede contener a 3, una torre vigía a 6 y un castillo a 12.

En el menú militar, como vemos aquí abajo, puedes decidir cuántos caballeros ocuparán el edificio. Haz clic en el más y en el menos para cambiarlo. La segunda opción te permite decidir cuántos caballeros se quedarán en el edificio cuando decidas atacar al enemigo. Esto garantizará que queden suficientes caballeros defendiendo tu territorio.

Por supuesto, podríamos contarte más cosas, pero queremos que explores el mundo de The Settlers 1 History Edition a tu manera.

Antes de irnos, una cosa muy importante: FÍJATE EN TODO. Mira tus estadísticas de cuando en cuando, analiza tus errores de desarrollo o las consecuencias negativas de una operación e intenta darles solución. Un pequeño cambio puede tener un gran efecto. Es mejor idea planear cuidadosamente tus construcciones y tu estrategia que construir cosas a lo loco.

Podrás encontrar un manual del juego en alemán, francés e inglés en la carpeta de instalación del juego.

¿Qué opinas de The Settlers 1 History Edition? ¿Lo has jugado? ¿Tienes alguna duda? ¿Te ha gustado? Comparte tus opiniones o más consejos en la sección de comentarios.

Leave a Comment