Skip to content

[Tecnología] La creación de los muros

En anteriores blogs de desarrollo, nos hemos centrado en cómo funcionan las cosas y en mostrar el juego, pero nunca hemos hablado de cómo se llega a todo eso. ¿Cómo funcionan algunas cosas entre bastidores? Puede llevar bastante tiempo desarrollar y programar esas cosas que te parecen muy fáciles y obvias.

Para poder aclarar este tema, hemos hablado con uno de nuestros programadores gráficos, Florian. Él se encarga de perfeccionar los muros que usas en el juego para protegerte de los invasores. La primera pregunta que le hicimos a Florian fue: ¿qué son exactamente los programadores gráficos y qué hacen en un día de trabajo?

La respuesta no fue tan clara como esperábamos porque su trabajo no es fácil de explicar: él intenta encontrar soluciones para los diseñadores, para que todo se vea bien en el juego. Además, también se encarga de implementar efectos especiales o personalizados.

Con respecto a los muros, el sistema de fortificación, hay diferentes departamentos trabajando en ello: los diseñadores, los animadores, el programador lógico y el programador gráfico. Los diseñadores construyen los muros como cubos rectangulares. Sin embargo, si los ponemos sobre el terreno, no se verían bien… Parecería que les falta algo.

Ahora es cuando Florian entra en escena. Pensará en una solución para transformar esos cubos rectangulares en algo más natural y agradable a la vista. Además, tiene que estar atento al rendimiento del juego, ya algunas soluciones pueden empeorarlo.

El objetivo de Florian es conseguir una transición suave y «fluida» entre las diferentes piezas del muro y entre el terreno bajo el mismo.

En su trabajo, debe prestar atención a varios puntos:

  1. Que haya transiciones suaves entre las piezas del muro.
  2. Que los muros estén alineados con el terreno.
  3. Que la hierba y todo lo que esté conectado al terreno funcione y se comporte correctamente.
  4. Que las unidades militares puedan caminar correctamente sobre el muro.

Es aquí cuando empieza el trabajo propiamente dicho. Florian se sienta y propone varias ideas. En el mundo de The Settlers, todo es muy dinámico y los activos deben poder adaptarse a su entorno, sobre todo al sistema de terreno. De esta forma, los muros tienen que seguir el sentido y la forma del suelo que hay debajo. La última parte del muro también puede cambiar dependiendo de dónde coloque el jugador la siguiente parte. Debido a esto, el muro tiene que ser lo bastante ajustable y flexible.

Para poder hacer eso, Florian recurre a «splines». Este término suele referirse a una variedad de funciones. En este caso, esta función es una curva que consiste en 5 «puntos de control». Uno al comienzo, uno al final y un punto en el medio además de un punto a la derecha y a la izquierda para determinar las propiedades de la curva. Esto hará que sea más fácil ajustar el muro.

Los puntos de control del spline se colocan directamente sobre el terreno. Ya que los muros, como casi todos los objetos del juego, están formados por triángulos, podemos usar el spline para proyectar su altura en los tres vértices de los triángulos.

Pero todavía existe el problema de que el terreno puede ser más o menos alto en los lados del muro, lo que significa que tendremos que allanarlo cuando coloquemos una pieza. Aunque mejoremos los muros, el spline no cambiará, porque los muros tienen una altura predeterminada. Cuando todo esté hecho y bien pensado, comenzarán las pruebas. Se colocan piezas de muro diferentes en el juego para intentar romper el sistema y observar cómo se comporta el muro. Si todo funciona correctamente (esto nunca pasa al primer intento) se subirá todo el sistema al juego.

¿Qué te parece el trabajo de un programador gráfico? ¿Se nos ha pasado algún aspecto que te interese? ¿Sobre qué temas te gustaría leer en los próximos blogs de desarrollo? Ponlo en los comentarios.

de en es fr it pl ru

Sé el primero en comentar